3 objetivos que no pensaste antes de hacer tu campaña de marketing digital


Compartir
5

Te haces cargo de la actividad comercial de un negocio y lo primero que se viene a la cabeza es promocionarlo a través de Facebook pero al tiempo te empiezas a dar cuenta que tus seguidores suben pero las ventas están igual o peor que al inicio. Tomas conciencia que todo ha sido un costo y que los recursos los pudiste haber utilizado en otra cosa. Te rindes y dejas tu página botada hasta transformarla en una momia digital al igual que otros cientos de Fan Pages cuyas publicaciones más recientes datan de hace un año y medio atrás… ¿Te ha pasado que ingresas a ver una marca en Facebook y no hay nada nuevo?

Bueno, es la triste realidad de muchas empresas y emprendimientos que creen que una gran cantidad de “likes” o “followers” son garantía de éxito. La verdad es que esa es sólo una parte que, si bien es importante, no es la crucial. Sólo sirven para que otros digan “aaah, si tanta gente los sigue debe ser por algo. Los voy a seguir…”. Pero, si esos seguidores no son de tu nicho de mercado, no pasarán a ser clientes ni mucho menos fans.
Si bien el objetivo final de ocupar los canales digitales es vender, debes tener claro en qué etapa o situación estás para definir cuál es la mejor estrategia. Se pueden agrupar en tres los focos al momento de iniciar una campaña: Tráfico, conversión o aumento de ingreso promedio por cliente.

1.- Más tráfico web: Debemos partir de la base de que debes tener una página web. En estos tiempos ya no es estrictamente necesario tener un local físico pero sí un espacio virtual donde puedas mostrar lo que haces. Tu primera misión es conseguir la mayor cantidad de visitas posibles. ¿Cómo se hace eso? Existen varias formas pero las principales son mediante palabras claves (piensa en las palabras con las que buscarías tu producto o servicio en Google), las cuales se deben incluir dentro del contenido de tu sitio para que los robots de Google las encuentren y muestren tu página a quien esté consultando. La otra forma es compartiendo contenido de calidad a través de las redes sociales. Cuando digo contenido de calidad me refiero a temas que capten la atención para que las personas den click y entren al sitio. Ambos casos pueden ser de manera orgánica o bien pagando por conseguir clicks (como se hace utilizando Adwords o Facebook Ads). Cuando logres hacerlo sin pagar, estarás generando oportunidades o ingresos cuando estés durmiendo. Hermoso.

2.- Mayor conversión: Ya, pasamos la primera etapa pero ¿de qué podrían servir mil visitas por hora si nadie interactúa con tu sitio? A lo más para poner publicidad en tu sitio y cobrar por impresiones pero ese es otro tema. Si tienes un negocio, lo que quieres es vender y para vender debes “colar” ese tráfico y quedarte con los que podrían ser futuros clientes. Para eso son dos las recomendaciones. La primera es incentivar a tus visitantes para que dejen sus datos para que los puedas volver a contactar, es decir, que te den permiso para enviarles información y/o ofertas en el futuro. Para eso, lo mejor, es capturar su correo electrónico a cambio de que les entregues algo de extremo valor para alguien que busca una solución como la que tú ofreces. Puede ser un descuento, una guía (escrita o en video), una muestra gratis o un acceso vip. Eso se conoce como ” Cebo”. La lista de correo que hagas será lo más preciado que puedas llegar a tener ya que no dependerás nunca más de los algoritmos de Google o de Facebook para promoverte. Lo segundo es conseguir una compra directa, es decir que seas extremadamente persuasivo con tu oferta y que logres eliminar toda resistencia para hacer caja instantáneamente con parte de las visitas. Es un arte que lleva tiempo aprender pero hay profesionales como yo que nos dedicamos a eso y también enseñamos cómo se hace.

3.- Ingreso promedio por cliente: Como sea, cuando alguien ha hecho algún negocio contigo debes tratar de siempre tomar nota de sus datos y conseguir su autorización para estar en contacto. ¿Por qué? Sencillamente porque en la mayoría de los casos será más barato vender a clientes vigentes que conseguir nuevos. Para tener más personas que te compren debes pasar por las dos etapas anteriores pero, en cambio, aquí sólo debes preocuparte de su satisfacción, entregarles valor y de mantener una excelente relación con ellos. Si la experiencia fue maravillosa o tu modelo de negocios obliga a la recurrencia (como Nespresso o la tinta de las impresoras) estarás haciendo el mejor de los negocios. Sólo tendrás que hacer campaña sobre los clientes que ya tienes y que conoces tanto sus preferencias como su comportamiento de compra como para elaborar una estrategia eficiente y exitosa.

Ves, no era sólo cosa de meterle y meterle seguidores. Todo debe tener un propósito. Va a depender de qué tan cuidadoso y persuasivo seas para tener sólidos resultados de ventas. La magia del Internet Marketing es hacer campañas con sentido comercial y tú puedes hacerlo. ¿Te imaginas vendiendo sólo por internet sin tener que ir a una oficina y sin jefes? …esto es sólo una parte.

Otros artículos de interés

Ricardo Silva

Ingeniero Comercial | Emprendedor | Internet Marketer | Sales Trainer | Sales Speaker.
Compartir
5