Cómo el Internet Marketing me sacó del fondo del mismo pantano en que hoy estás tú


Compartir
6

El  Internet Marketing me mostró la luz cuando empecé a dudar de mis habilidades para vender mis servicios.

Conozco muy de cerca el dolor de quedarse sin trabajo y en las circunstancias más injustas que la vida pueda dar. Aquí te contaré por qué.

Siendo persona de ventas. Me di el “lujo” de entrar al servicio público. Al  año y medio a cargo de una oficina de partes un cansancio infernal  se apoderó de mí. Eso sí, tenía muy claro que difícilmente era un asunto laboral. Cuando uno proviene del mundo de las ventas, un trabajo así no era para sufrir de estrés porque uno viene curtido. Entonces, ¿qué diablos era?

Bastó un examen para que una eminencia de la endocrinología nacional me dijera “¿cómo no te habías dado cuenta de este bulto que tienes en el cuello?”. De ahí en adelante, entre exámenes y una tiroidectomía total fueron largos meses hasta saber que, por lo menos, no era cáncer. ¿Por qué todo esto? No me vas a creer…

Yo era funcionario del Ministerio de Salud. Estando con la más justificada de las licencias médicas me desvincularon. Plop. Y, como debes saber, un funcionario público no tiene derecho a indemnización. Así que me quedé en casa, sin un cobre, en el polémico primer año de gobierno de la Nueva Mayoría, con un hijo que recién llevaba 9 meses de nacido y ad portas de una operación que me iba a dejar sin voz por un mes. Sin voz, difícilmente podía buscar un trabajo.

De las crisis nace la creatividad decía Einstein. Superados los problemas de salud pero con una economía despiadada para profesionales cesantes no quedó más que emprender. Lo mío siempre ha sido formar equipos de ventas por lo que aposté por dar el servicio de entrenamiento y outsourcing. ¿Pero cómo haría para darme a conocer y que alguien quisiera contratar mis servicios?

La verdad, saber algo de inglés me salvó. Cuando descubrí el concepto Internet Marketing con la certeza de que no podía pagar  más de un millón de pesos mensuales a una agencia, leí cuanto libro en inglés pude (lo sigo haciendo) y vi todos los tutoriales gringos en Youtube para establecer las bases de lo cambiaría por completo mi manera de ver los negocios.

De ahí en adelante he aportado paraa dar vida y presencia digital a varios emprendimientos entre ellos el mío, obviamente, logrando que internet trabaje como una verdadera fuerza de ventas. De verdad es una tranquilidad de la que todos podemos disfrutar.

Es una pena que lo más relevante del Internet Marketing esté disponible sólo para los que saben inglés o tengan los recursos para pagar una certificación. Esto último es lo más descabellado porque un Internet Marketer debe estudiar a diario debido a que las actualizaciones y cambios de algoritmos son el pan de cada día.

Pero bueno ¿por el Internet Marketing me sacó del fondo del pantano?

Ahorro: Cuando alguien piensa en el ahorro de inmediato se viene a la cabeza el dinero. Pero no es sólo eso. También es ahorro de tiempo. Y un ahorro significativo.

Cuando comencé, obviamente fue a la antigua. Llamando por teléfono y escribiendo correos de a uno a los conocidos tal como lo haría un vendedor nuevo de isapre, AFP o seguros, a quienes cuando se les acaban los familiares que “vacunar” se les acaba la pega. Hasta que se me ocurrió hablar de ventas en Youtube en un canal que ya cerré y supe lo que formar un equipo con una red social. El primer cliente llegó gracias a los videos y me mantuvo ocupado por meses. Y aquí empiecen las vicisitudes de la vida.

En una reunión en que coordiné que una agencia de marketing digital le presentara sus servicios a la empresa a la cual yo prestaba servicios de outsourcing de ventas. Este emprendimiento de TI no era conocido por lo que  nos era muy difícil llegar con un software a los tomadores de decisiones de empresas más grandes siendo vital darse a conocer.

El millón y medio que la agencia cobraba no fue del gusto de mis clientes por lo que no hicieron marketing digital y terminaron dejando el negocio de lado. Pero me quedó grabado el contenido de la presentación de esa modesta agencia: SEO, SEM, SERP, Landing Page, Content Marketing, Emailing, Facebook Ads, Twitter Cards, Adwords entre otra larga lista de conceptos que me vi en la obligación de investigar y estudiar.

Todo era económico y, en muchas ocasiones, gratis de programar. Con 3000 pesos podía llegar a más gente por día que la que llamaba por teléfono en cuando fui teleoperador por un año y medio en un call center hace 14 años atrás.

Cuando todas las redes empezaron a trabajar para  mi emprendimiento, equivalía a tener unas 30 personas en la planilla prospectando. Solo ahí empecé tener reuniones y vender en serio. Claramente no les estaba pagando el sueldo a 30 personas y tampoco era yo el que estaba prospectando. Eran las redes sociales y el sitio web de entonces. Ahorro de tiempo y dinero en su máxima expresión.

Diversificación: Con estas herramientas en la mano más la experiencia de convivir a diario con emprendedores de distintos rubros, inevitablemente la tentación de vender otro tipo de servicios es cosa de tiempo.

El Internet Marketing aplica para todo tipo de negocios. Por lo que se sumaron a la cartera nuevos servicios y nuevos productos. Eso me ha llevado a conocer el rubro de los Recursos Humanos, Contabilidad, Comercio Internacional, TI, Educación, Capacitación, Tatuajes, vestuario, Disfraces, Corretaje de Propiedades, Desarmaduría, Autos  Usados, Equipamiento Gastronómico, etc.

De algunos fui parte y de otros soy actualmente proveedor de servicios. Pero para todos mis clientes, el Internet Marketing ha sido un gran ahorro y me ha dejado muy claro que su efectividad la pueden gozar dueños de todo tipo de negocios.

El que quiere expandirse tiene en el Internet Marketing un aliado para darse a conocer y dominar un nicho.

Interés compuesto: A pesar de que este es un término casi estrictamente financiero aplica 100% para una parte del Internet Marketing y que en estos lados del mundo no se le ha dado el peso que se merece. Me refiero al Marketing de Contenidos.

Cada vez que se genera contenido nuevo, ya sean, artículos escritos, vídeos o podcasts y son subidos a la red permanecerán trabajando por siempre. Si están bien hechos y son de gran valor para el  nicho al cual van dirigidos, estos  generarán oportunidades de ventas eternamente. El contenido debe estar estructurado de tal forma que un buscador como Google sea capaz de rastrearlo y ponerlo en sus resultados cada vez que una persona ingrese las palabras claves.   Ahora, aparecer en las primeras páginas de Google es sólo una parte de la tarea. Al estar en la primera página de resultados se compite con otros 10 a 12 enlaces por lo que el texto  debe generar un impacto tal que motive al usuario dar click.

¿Cuál es la gracia de esto? Es que esas oportunidades se  crean con el trabajo que se hizo una sola vez hace un buen tiempo atrás.   Oportunidades que ya son casi gratis y que, de la nada, te pueden dar la sorpresa y transformarse en ingresos inesperados. Los beneficios del Marketing de Contenidos aumentan en el tiempo al igual que el interés compuesto. Mis más viejas publicaciones me siguen dando frutos hasta hoy.

Bien, la primera parte del embudo de ventas es la generación de conciencia de que nuestra empresa existe. El Internet Marketing es vital en esa etapa. Grant Cardone lo tiene en su léxico diario: “No hay que competir, hay que dominar”.  La única forma de tenerlo muy claro era viviéndolo en carne propia. Quizás el problema de una empresa que no está generando una cantidad suficiente de ingresos para subsistir no es la falta de talento de sus vendedores ni debilidades en la dirección. Es sólo una tarea que no se está haciendo por desconocimiento.

Cuando decidí enseñar lo que sé lo hice desde el puto de vista humano. Porque conozco el dolor de no generar ingresos tanto por desempleo como fracasando en negocios y sé lo valioso que hubiese sido aprender esto en el momento oportuno y en el lenguaje apropiado para haber salvado situaciones difíciles. Digo en el lenguaje apropiado porque quienes se dedican a enseñar esto lo hacen poniendo las métricas antes del contenido en consecuencia que un “CTR” y un “Open Rate” altos tienen que ver con la calidad de lo que se escribe más que con la configuración de una campaña. Ahí es donde “guatean” muchas agencias y vemos a diario SPAM en nuestros correos o anuncios en Facebook que no calientan a nadie.

En cambio, un dueño de un negocio que sabe estas armas, puede llegar a su gente con la esencia de su empresa y conseguir lo insospechado a un costo mínimo. Todo es cosa de voluntad por aprender a dominar para salvarse definitivamente del fracaso. El Internet Marketing ayuda y bastante para llegar de forma masiva donde queremos que nos vean. Y eso se traduce en: ventas.

Otros artículos de interés

Ricardo Silva

Ingeniero Comercial | Emprendedor | Internet Marketer | Sales Trainer | Sales Speaker.
Compartir
6