Perder el trabajo a los 50 ¿Qué alternativas hay?


Compartir
5

Si en estos tiempos ya es difícil encontrar trabajo para un profesional de 30 años la realidad es peor para un segmento que acumula alrededor de 1 millón de desocupados. Conocido por todos es que para una persona de 5 décadas para arriba resulta más complejo encontrar un trabajo con las mismas condiciones que durante sus años laborales anteriores.

Quien pierde su empleo no sólo ve afectado su ingreso familiar sino que también ve mermada fuertemente su autoestima a causa de las largas esperas por un llamado luego de una extenuante labor de búsqueda y postulaciones en todos los portales y redes sociales. La voz de los contactos más recurrentes “mándame tu currículum y yo te aviso cualquier cosa”. Un desastre de magnitud mayor para aquellos que a esa edad tienen los costos de vida adicionales que significa tener hijos en la universidad o son la única fuente de ingresos de la familia.

Pero hundirse en el dramatismo y visiones apocalípticas no aporta en nada por lo que hay que saber aprovechar las fortalezas y oportunidades que ofrecen tanto la experiencia como la tecnología actual.

En cuanto a las fortalezas de un profesional maduro y con trayectoria en una o más empresas es que conocen, dominan y solucionan temáticas muy específicas en distintos rubros como por ejemplo todos los trucos para poder hacer negocios sin más recursos que los instrumentos bancarios o financieros en el caso de Ingenieros Comerciales o Auditores; un profesional de compras ya maneja todas las condiciones (formales e informales) con las cuales se puede cerrar un negocio con un proveedor en el caso de los Ingenieros Logísticos; existen profesionales  de Recursos Humanos que manejan ya casi sin mirar cómo recuperar impuestos tanto por franquicias tributarias como por subvenciones. Sólo citando estos pequeños ejemplos queda más que claro que hay asuntos que las nuevas generaciones sencillamente NUNCA van a saber de inmediato porque en la universidad NO SE ENSEÑAN.

Aquí entremos en el ámbito de las oportunidades. Las empresas sólo están contratando profesionales jóvenes para cubrir su dotación de mandos medios ya que con esto se aseguran una planilla anual liviana que sólo irá creciendo en función de los resultados y la permanencia del personal.  Pero como dije, es una planilla anual. En cambio, para poder generar levantamientos de procesos, oportunidades de mejoras o necesidades de capacitación deben asistirse por consultores a los cuales se les cancela sólo por los servicios, los cuales no son baratos.

Segundo, Chile es el primer país en cantidad de emprendimientos de la región. Por cada mil habitantes en edad de trabajar se crean más de 4,13 empresas al año pero 8 de cada 10 fracasan antes del primer año. ¿Por qué? No es ni por un mal producto ni por un mal servicio sino por una mala planificación de los negocios.

Por lo tanto piénselo un poco: ¿qué debería hacer usted si es un profesional mayor desempleado? Según mi opinión, la respuesta no está en la eterna espera de una liquidación a fin de mes sino en la de recibir el pago de muchas facturas de manera regular. Éste debería ser su escenario:

1.- Pare de buscar trabajo y comience a buscar clientes: La oportunidad está clara. Los que somos emprendedores necesitamos la mentoría y la asesoría de personas con experiencia consolidada en muchas materias de nuestras líneas de negocios. Pequeñas y medianas empresas sin recursos para contratar a una persona fija para un tema puntual estarán ávidas por contratar los servicios de alguien que sepa aliviar un dolor de cabeza empresarial.

2.- Si usted posee experiencia en temas específicos, entonces  debe definir cuál es la solución que domina a la perfección y establecer una estrategia para promoverla y venderla: Mercado hay (70.000 nuevas empresas al año). La mejor manera para darse a conocer y mostrarse como autoridad en la materia es mediante un sitio web o un blog en el cual vaya presentando información de alto valor o situaciones que usted sabe que son un dolor de cabeza para las empresas y cómo pueden corregirse. Recuerde que las personas no tienen tiempo para aprender por lo que recurrirán a la salida más fácil que es contratar al experto.

3.- No le tema a la tecnología: Estamos todos conectados a las redes sociales y las visitamos, a lo menos, 8 veces al día lo cual se traduce en una oportunidad para usted. Los tomadores de decisiones son personas y las personas de hoy están híper conectadas. Por eso, ocupe las herramientas disponibles y salga de la oscuridad. Siempre será más eficiente Facebook, Twitter o LinkedIn que Laborum o Bumeran porque un currículum aguanta muchas palabras hermosas que cualquiera puede escribir pero la voz de la experiencia sólo la pueden llevar a texto la gente que sabe.

Para finalizar nada más recordar que el ser humano toma decisiones claves sólo cuando está al filo de una crisis o ya está inmerso en ella. Por lo tanto, si usted tiene un empleo en este minuto, considere todo lo anterior y active desde ya su personal branding. Con voluntad, compromiso y obsesión, créame, no le van a faltar los ingresos en su hogar.

Otros artículos de interés

Ricardo Silva

Ingeniero Comercial | Emprendedor | Internet Marketer | Sales Trainer | Sales Speaker.
Compartir
5